Back to top

Llegado el momento a muchos cultivadores, algunos nóveles y otros no tanto, les asaltan las dudas: “¿Cuándo regar las semillas de marihuana? ¿Cuál es el mejor método de riego?”.

A continuación, siguiendo estos sencillos consejos se podrá obtener un resultado óptimo de vuestro autocultivo.

La planta de cannabis necesita mucha agua, sobre todo en la etapa de floración, pero tolera muy mal los excesos de riego, por lo que es muy fácil cometer errores y llegar a provocar la muerte de la planta por asfixia. Sin embargo, un correcto riego ayudará a sacar los mejores resultados del autocultivo.

Lo primero que se debe hacer antes de regar es comprobar que la planta de marihuana se ha bebido el agua del riego anterior, si aún tiene humedad no es necesario añadir más. Existe una regla muy sencilla para calcular la cantidad de agua que necesita la planta: El volumen de agua de cada riego debe representar al menos un cuarto del volumen de la maceta, es decir, para una maceta de 1L necesitaría 0.25L de agua en cada riego.

Se puede usar como indicador el peso de la maceta, para saber si el sustrato tiene suficiente agua. Una maceta recién regada tiene un peso considerable mientras que una maceta seca o con necesidad de agua pesa menos. Sólo se regará cuando se sienta la maceta ligera, evitando regar cuando se sienta la maceta pesada. Puede ocurrir que la capa superficial del sustrato esté seca, y sin embargo conserve aún mucha humedad en el interior y al levantarla se note un peso considerable del tiesto. Esto indicará que aún no tiene necesidad de agua.

Cómo regar la planta de marihuana

Desde arriba de la maceta, con una regadera, despacio y dejando que la planta poco a poco absorba la cantidad de agua que necesite, en el momento en que la maceta comience a drenar, se deja de añadir agua. Es importante tener platos debajo de las macetas, éstos se llenarán de agua que regresará a la maceta por capilaridad en menos de un día. También, es muy importante utilizar un sustrato de calidad, con una buena capacidad de retención del agua pero asegure igualmente un buen drenaje.

En general, de este modo, se deberán regar las plantas cada 3 o 6 días. Por supuesto, cuanto más pequeña sea la maceta con respeto al tamaño de la planta, y mientras haga más calor y el clima sea seco, el riego debería ser más frecuente.

Calidad del agua de riego

El agua del grifo puede ser adecuada, si su dureza total no es demasiado elevada, esto es con una conductividad eléctrica inferior a 0,4 mS (EC < 0.4), si no se aconseja diluirla con agua destilada (EC = 0) hasta reducir su EC alrededor de 0.3 La EC del agua del grifo no debería superar una EC de 0,8 mS, en caso de que este valor sea mayor se recomienda el uso de un filtro de ósmosis.

No se debe utilizar agua con mucha cal, cloro u otros elementos concentrados en el agua del grifo. Por esto se recomienda siempre reposar al menos 24h para que el Cloro se evapore y que el agua esté a temperatura ambiente.

En el agua de riego, es muy importante mantener los valores de pH entre 6,5 y 7,2 para el cultivo de marihuana. Con la ayuda de un sistema de medición del pH (o pH-metro) se podrá conocer el valor del pH del agua y si resulta necesario emplear correctores de pH, que suelen ser ácidos fuertes. Conviene averiguar el tipo de agua del que se dispone y sus valores de electroconductividad (EC) ya sea a través de la compañía de aguas o de algún grow-shop de la zona. La mejor hora para regar Sin lugar a dudas, primerísima hora de la mañana es el mejor momento para el riego de la marihuana, pues si se riega por la tarde o noche, el agua permanece más tiempo ahogando las raíces, sin que la planta pueda utilizarla. Si se riega con goteros y programador pueden estar funcionando durante una hora, habrá que ajustar el programador para que el riego finalice por la mañana temprano un rato antes de que salga el sol. No se deben mojar las hojas que estén al sol, pues las gotas actúan como las lupas, produciéndo pequeñas quemaduras.

Por último recordar que, desde Kannabia Seed Company, como banco de semillas de marihuana debemos dejar patente, según la legislación vigente en España:

1.- Que el cultivo sólo lo puede ser para el consumo y abastecimiento propio.

2.- Que el uso y la finalidad del autocultivo ha de ser terapéutica.

3.- Que la plantación debe llevarse a cabo en la intimidad. Idem en cuanto al consumo.

Y lo más importante, asumimos que al pasar la consulta te refieres a un autocultivo pequeño.

Comments

The cultivation of cannbis for self-consumption is an activity subject to legal restrictions that vary from state to state. We recommend consultation of the legislation in force in your country of residence to avoid participation in any illegal activity.

The purpose of this publication is purely informative, horizontal transfer of technical horticultural information.

Kannabia accept no responsibility for any illegal use made by third parties of information published here.