Back to top
Question: 
Hola. Soy madre y tengo un problema con mi hija menor (17 años). En una fiesta de fin de curso la policía la encontró con un porro en la mano. Me ha llegado una multa de 600€ y mis preguntas son: ¿Por qué me culpan a mí por algo que no puedo controlar si no pongo a mi hija un microchip? ¿Cómo puedo reclamar este abuso? Es demasiado dinero para una familia y todo pasó en una fiesta juvenil, nada desorbitado ni tan fuera de lo común, algo que todos los padres se encuentran llegados a cierta edad de sus hijos. La cantidad de sustancia era ínfima. Gracias.
Answer: 

Hola,

La pregunta que planteas omite hechos que son imprescindibles para darte la contestación más precisa y exacta. No obstante, con los que enuncias es suficiente para darte una respuesta que –espero- aliviará tus preocupaciones.

En primer lugar, entiendo que tu hija estaba consumiendo hachís en un lugar público. La Ley de seguridad ciudadana castiga el consumo de drogas sólo en los siguientes lugares:

“lugares, vías, establecimientos públicos o transportes colectivos”

De no ser así, esto es, si el consumo estaba aconteciendo en un lugar privado, no cabría la imposición de sanción.

En segundo lugar, la responsable de la sanción es tu hija con independencia de su mayor o menor edad. El artículo 30 de la ya citada “Ley Mordaza” consagra el principio de responsabilidad por el hecho propio, estipulando que la responsabilidad por las infracciones cometidas recae de manera directa en el autor de la infracción; en este caso, aquella persona que estaba consumiendo cannabis en un lugar público: tu hija.

Es cierto que los padres también pueden responder económicamente en ciertas ocasiones. Ahora bien, esta responsabilidad respecto de los hechos cometidos por menores solo se extiende a la reparación de los daños y perjuicios que estos hubieran podido causar. La sanción en sí no se puede considerar ni un daño ni un perjuicio y, por consiguiente, no es una carga que pueda trasladarse a las espaldas de los padres.

En tercer, y último lugar, la sanción económica –cuyo monto está cuantificado en el mínimo legal posible- puede quedar en suspenso y ser sustituida por el seguimiento de un tratamiento de deshabituación o un programa de educación/concienciación.

Con la anterior Ley de seguridad ciudadana cualquier persona podía acogerse a esta posibilidad. Ahora, la nueva legislación reduce el elenco de posibles beneficiarios y determina que sólo podrán disfrutar de ella los menores de edad. Ten en cuenta que la solicitud de suspensión no se cursa de oficio. La petición de suspensión tiene que iniciarse, necesariamente, a vuestro impulso y por medio de un escrito de solicitud que debe ir firmado conjuntamente tanto como por el menor de edad como por sus representantes legales. Te participo que la condonación de la multa está condicionada al buen fin del tratamiento o programa, de tal modo, que en caso de abandono, se ejecutaría el cobro de la sanción económica.

Saludos.

The cultivation of cannbis for self-consumption is an activity subject to legal restrictions that vary from state to state. We recommend consultation of the legislation in force in your country of residence to avoid participation in any illegal activity.

The purpose of this publication is purely informative, horizontal transfer of technical horticultural information.

Kannabia accept no responsibility for any illegal use made by third parties of information published here.

Comments

The cultivation of cannbis for self-consumption is an activity subject to legal restrictions that vary from state to state. We recommend consultation of the legislation in force in your country of residence to avoid participation in any illegal activity.

The purpose of this publication is purely informative, horizontal transfer of technical horticultural information.

Kannabia accept no responsibility for any illegal use made by third parties of information published here.