Back to top

La planta de cannabis sativa o marihuana ha formado parte de nuestra cultura desde tiempos inmemorables, aunque en las últimas décadas haya sido demonizada y se haya convertido en objeto de prohibiciones y políticas restrictivas. Aquellos que no conozcan un poco sobre el papel y evolución de esta planta en nuestra cultura, pueden creer que ha estado siempre prohibida y que es en los últimos años cuando se está comenzando a hablar de sus beneficios también. Lo que sí que es cierto, es que desde hace algún tiempo se está creando más y más contenido relacionado con esta planta.

Desde Kannabia Seed Company, como especialistas en semillas de marihuana, queríamos analizar en este artículo algunos de los mitos y verdades sobre la marihuana que circulan por diferentes medios.

1. Relajación y marihuana: A nivel general y sin entrar en casos particulares, se podría decir que la marihuana relaja a nivel muscular y presenta efectos antiespasmódicos. Es por esto por lo que se incorpora al tratamiento de algunas enfermedades, como pueden ser la esclerosis múltiple, ya que puede frenar en algunos casos los espasmos musculares causados por la enfermedad. Esta propiedad puede ayudar también durante el síndrome pre menstrual, al disminuir los dolores y malestares físicos. Así mismo, este efecto relajante y tranquilizante puede ayudar a calmar la ansiedad y las tendencias compulsivas con la comida.

2. Marihuana y sexo: Existen diferentes teorías sobre la relación entre cannabis y sexo. Por un lado, algunas fuentes afirman que el cannabis causa efectos afrodisiacos y ayuda a tener unas sesiones de sexo muy plancenteras. Por otro lado, hay quienes afirman que el cannabis reduce la líbido de forma significante. Bien, la verdad es que todo depende. En 2009 el Australian Research Centre in Sex (Centro Australiano de Investigación sobre Sexo) realizó un estudio en el que se analizaban las causas y efectos del cannabis en el sexo. Algunas de las evidencias que arrojó este estudio, fue que los hombres que consumían marihuana regularmente, solían alcanzar el orgasmo más rápidamente y generalmente no estaban satisfechos con la duración de su desempeño sexual. Sin embargo, este tipo de estudios no deberían tomarse como una verdad absoluta, pues cada cuerpo reacciona de forma diferente según la tolerancia, la variedad o la forma de consumo. El cannabis suele potenciar la sensibilidad de las terminaciones nerviosas; esto se debe a que el THC es un vasodilatador y los capilares dilatados en las zonas erógenas del cuerpo, pueden aumentar las sensibilidad y la intensidad de las sensaciones. No hay que sorprenderse de la sensación generalizada sobre la marihuana y sexo sean buena combinación, pues el cannabis puede reducir las inhibiciones....

3. Dormir y marihuana: Para muchas personas, el cannabis puede ser una ayuda excepcional para conciliar el sueño. Incluso algunas que padecen insomnio, pueden alcanzar un sueño profundo gracias a alguna variedad índica bien potente. Cualquier consumidor habitual ya estará habituado a este hecho. Sin embargo, no debemos olvidar que la marihuana alto CBD y THC afectan de forma diferente a los patrones de sueño. Casi todos los estudios sobre los efectos de la marihuana en el sueño se han hecho sobre el THC. Hasta ahora, no hay evidencias de estudios que concluyan que el CBD tenga un efecto directo sobre los patrones de sueño. Normalmente las variedades índicas conducen a un efecto más pesado y producen mayor somnolencia que las sativas, aunque los estudios realizados no han conseguido revelar la causa exacta por la que las índicas ayudan a dormir mejor que las sativas.

4. Marihuana y descanso: Aunque el consumo de cannabis pueda favorecer el sueño a corto plazo, los efectos a largo plazo pueden ser diferentes. Un estudio sobre el sueño realizado en 2008, descubrió que el consumo continuado a largo plazo de cannabis podría empeorar las condiciones del sueño: ciclos REM más cortos, más interrupciones durante el sueño, mayor tiempo para alcanzar el estado de sueño profundo. Por otro lado, el consumo de cannabis también podría provocar efectos muy parecidos a los de la resaca. Al día siguiente del consumo, se pueden identificar síntomas como fatiga, somnolencia o incluso dolores de cabeza, si el consumidor no se ha hidratado correctamente.

5. Marihuana y efectos terapéuticos: La planta de cannabis contiene al menos 85 tipos de cannabinoides, de los cuales muchos han demostrado su valor terapéutico. Sin embargo, debemos conocer qué cannabinoide es el que ayuda a tratar los síntomas asociados al mal que queramos tratar, no podemos consumirlos de forma genérica. Desde Kannabia Seed Company, queremos insistir en la importancia de consultar a un facultativo siempre que se pretenda tratar alguna enfermedad o síntoma con cannabis.

 

Comentarios

El cultivo de cannabis para el autoconsumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos estados políticos. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

La finalidad de esta publicación es meramente divulgativa, transferencia horizontal de conocimiento en el campo de la horticultura técnica.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada.