Back to top
Question: 
Me gustaría que me ubicaran o guiaran en qué semillas tengo que empezar a cultivar. También les comento que puedo instalar mi pequeño autocultivo tanto en interior como en exterior, en ambas con un espacio reducido. Otra duda sería la manera del cultivo, ¿cuál sería la idónea para una primera vez? Si es en interior, ¿debería utilizar por ejemplo el método SCROG u otra forma? Ruego me informen también sobre cómo cultivar mi semilla específica con el fin de aprovechar la planta al 100 %. Espero que puedan darme una idea más concreta sobre el autocultivo y las bases o fundamentos del mismo para uso personal. José María, Pachuca, Hidalgo (México)
Answer: 

Querido lector,

En primer lugar, queremos agradecerte la confianza depositada en nuestro portal a la hora de realizar tu consulta y queríamos aclarar lo siguiente:

  1. Que el cultivo sólo lo puede ser para el consumo y abastecimiento propio.
  2. Que el uso y la finalidad del autocultivo ha de ser terapéutica.
  3. Que la plantación debe llevarse a cabo en la intimidad. Ídem en cuanto al consumo.

Y lo más importante, asumimos que al pasar la consulta te refieres a un autocultivo pequeño.

Considerando la posibilidad de tener tu planta tanto en interior como en exterior, se aplicaría la información necesaria para un autocultivo pequeño de interior, ya que en ésta se encuentran las pautas fisiológicas ideales. Tras conocer estas claves, se tendría en cuenta cuáles son las necesidades básicas de las plantas en cada momento de su ciclo vital, alcanzando así la capacidad de proyectar el calendario de cultivo en función de las condiciones ambientales de la zona de residencia.

Por orden de importancia:

La temperatura tiene una enorme capacidad de limitar el crecimiento de las plantas, ya que las actividades metabólicas son óptimas a un valor determinado de temperatura. Cada variedad está adaptada a un rango de temperaturas, siendo las índicas las mas resistentes a las variaciones térmicas. Aún así, como norma general se tomaría como valor óptimo el de 24ºC para el día y 18ºC para la noche.

La humedad sería el siguiente factor a vigilar. Podrían ser muchos los problemas derivados de un exceso o falta de humedad ambiental. Un exceso de humedad podría propiciar el crecimiento de hongos y bacterias patógenos, además de reducir la oxigenación. Una falta de humedad provocaría el cierre de los estomas en las hojas para impedir la deshidratación, lo que disminuye el oxígeno disponible para la respiración celular, llevando a las células a una disminución de las actividades metabólicas oxidativas, es decir, menos energía para la planta. Al igual que con la temperatura, cada genética tiene su valor de humedad óptimo, siendo las variedades sativas las mas resistentes a valores de humedad altos y las índicas las más aptas para los climas secos.

Para controlar los niveles de humedad y temperatura en climas muy desfavorables, se precisaría de un sistema de renovación del aire que se podría idear con un extractor hacia el exterior con termostato y con humidistato, incluso para un pequeño autocultivo.

La siguiente atención se centraría en la iluminación, ya que es la fuente de energía con la que se logran las transformaciones moleculares. En el mercado es fácil encontrar sistemas de iluminación en un rango de precios muy extenso.

Algunas fuentes consideran que lo más usual para iluminar un autocultivo pequeño son las lámparas de alta intensidad de descarga (AID), cuya relación calidad- precio hace que sean las mas competitivas. Dentro de las lámparas AID se diferencian dos modalidades, vapor de sodio a alta presión y halogenuros metálicos. Una lámpara AID de 600W podría iluminar una superficie mayor de la que se necesita para un pequeño autocultivo de uso personal.

También podría considerarse común el uso de fluorescentes, pero solo darían un buen resultado para crecimiento o como apoyo de otras fuentes, aunque para cultivar alguna maceta para uso personal, no sería necesario.

Últimamente están surgiendo sistemas de iluminación LED, siendo su precio elevado, por lo que el retorno de la inversión inicial tarda más en llegar.

Las necesidades de luz en las plantas debería ser de 18 horas al día en fase de crecimiento y de 12 horas diarias en fase de floración.

En condiciones de familiarización y aprendizaje, se considera conveniente un sistema mixto crecimiento y floración en la misma bombilla, ya que el periodo de crecimiento es más corto que el de floración.

Una nutrición equilibrada podría considerarse el último de los puntos generales a tener en cuenta, un exceso de fertilizante se hace tóxico, mientras que un defecto tampoco sería positivo. Para una iniciación y para un autocultivo pequeño sería recomendable el uso de sustratos completos, es decir, tierra, por facilidad de uso y capacidad de amortiguar errores. En la contención de la tierra,  se utilizaría una maceta de plástico en un número variable en función de los litros de sustrato en la maceta.  El número de macetas que podrías emplazar dependerá de la legislación de tu lugar de residencia, limitado siempre a tu consumo personal.

Respecto al cultivo en SCROG, sólo seria recomendable teniendo experiencias previas, ya que requiere conocimiento sobre los patrones de crecimiento de tus variedades.

Toda esta información se podría resumir en los siguientes parámetros:

  • Temperatura ideal durante crecimiento: 24ºC día/ 24ºC noche
  • Temperatura ideal durante floración: 24ºC día/ 18-20ºC noche
  • Humedad relativa:
  • Propagación: 75-90%
  • Periodo vegetativo: 60-75%
  • Floración fase I: 50-60%
  • Floración fase II: 40-50%
  • Iluminación:
  • Crecimiento: 18 horas luz/ 6 horas oscuridad
  • Floración: 12 horas luz/ 12 horas oscuridad

Según tu ubicación, estos serían algunos detalles deberías tener en cuenta en caso de decidir planificar un autocultivo en exterior. La latitud (20º norte) no haría posible que las plantas tuvieran una fase vegetativa prolongada, ya que las horas de luz diarias no superarían las 13,48 por lo que las plantas fotodependientes actuarían prácticamente como autoflorecientes, iniciando el periodo de floración en cuanto alcanzaran la madurez sexual. Por lo que entre autoflorecientes o feminizadas en principio sería indiferente. Si las temperaturas son templadas a lo largo de todo el año, no debería haber dificultad para que una planta creciera en cualquier fecha del año.

En función de las precipitaciones, se podría recomendar cultivar variedades principalmente sativas de mayo a octubre, como podrían ser Amnési-K o Kaboom.

Para los meses entre noviembre y abril, que son los mas secos, serían ser más interesantes hibridaciones principalmente índicas como White Domina, mas fáciles de cultivar ya que serían capaces de sobrellevar fertilización mas intensiva y de resistir adversidades.

Lo más recomendado para principiantes sería Skunk +, aunque cualquiera de las anteriormente nombradas serían fáciles para iniciarse en el autocultivo.

Con todo esto, terminar diciendo que se deberían proteger las plantas de exterior de las lluvias y granizadas, ya que disminuiría la resina de las flores.

El cultivo de cannabis para el autoconsumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos estados políticos. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

La finalidad de esta publicación es meramente divulgativa, transferencia horizontal de conocimiento en el campo de la horticultura técnica.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada.

Comentarios

El cultivo de cannabis para el autoconsumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos estados políticos. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

La finalidad de esta publicación es meramente divulgativa, transferencia horizontal de conocimiento en el campo de la horticultura técnica.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada.